En esta segunda parte seguiremos hablando de la clase de lugares donde a lo largo y ancho del mundo muchas personas aseguran ser testigos de la presencia de fenómenos paranormales o el avistamiento de apariciones fantasmales. Veamos:

Funerarias. Estos sitios son recintos especializados encargados de preparar debidamente a los cadáveres para darles la mejor apariencia posible y colocarlos dentro de un féretro, para poder dar inicio a sus exequias. El contacto físico con los muertos es constante por parte de los técnicos que se encargan de estas delicadas labores. Además, muchos velatorios ocurren en las capillas o salas acondicionadas para ese propósito, como parte de los servicios funerarios de estas empresas. La implicación emocional en los asistentes es muy fuerte, aunque solo sea temporal. No son pocas las personas que laboran o han trabajado en una funeraria que han sido testigos de sucesos extraños alrededor de la preparación de un cadáver.

Hospitales. Sin duda alguna estos sitios son testigos de la muerte de numerosas personas día con día, ya se traten de pacientes que no lograron resistir una emergencia médica, pacientes víctimas de la complicación de una cirugía o los que sufrieron la agonía de la parte final de sus vidas en el área de terapia intensiva. Los nosocomios son la antesala de la muerte para mucha gente. El desprendimiento de las almas de sus cuerpos físicos en circunstancias tristes y lamentables, sobre todo para quienes aún no estaban preparados para su partida o no la esperaban tan pronto, es un factor que puede desencadenar la confusión de un espíritu y hacerlo que deambule cerca del lugar donde el cuerpo que le pertenecía expiró. Las clínicas y hospitales son de los lugares donde más se han reportado sucesos extraños propios de lo sobrenatural.

Casas y edificios antiguos. Mayormente los inmuebles que tienen una historia oscura o qué albergan una tragedia pasada en su interior, como asesinatos o accidentes fatales, son los más propensos a tener actividad paranormal o fantasmas en su interior. No obstante, en muchas casas antiguas donde se ha reportado fantasmas, ruidos extraños y cosas parecidas son aquellas a las que sus antiguos dueños o habitantes les tenían mucho afecto, de tal forma que desarrollaron apego emocional hacia el inmueble y una vez que perdieron la vida, no pudieron retirarse del lugar quedando atrapados en su interior. También con frecuencia se da la presencia de espíritus con algún vínculo afectivo o familiar con los inquilinos actuales. Incluso psíquicos aseguran los que los espíritus de familiares muertos a veces permanecen en sus antiguas casas para proteger a sus demás familiares vivos, sobre todo cuando se filtran presencias hostiles o negativas.

Por contraste, existen otros lugares solitarios o no tan concurridos que también pueden tener actividad paranormal, como las carreteras y bosques. Han ocurrido lamentables accidentes que truncaron vidas humanas en los caminos y tal parece que el  inesperado suceso propició que las almas quedarán atrapadas en la zona que fue su destino final. Los avistamientos de personas pidiendo aventón, donde al final resultaron no ser nadie, es un tipo de leyenda común al respecto.

También los bosques son lugares que pueden llegar a ser intimidantes debido a su soledad, sobre todo al caer la noche. La aparente tranquilidad de un sitio como éste puede contrastar con trágicos y terribles sucesos que ocurrieron en la antigüedad, los cuales heredaron la escalofriante actividad paranormal como muchos bosques europeos.

Con esto concluimos nuestra descripción de los lugares más propensos de tener presencias fantasmales, no sin antes recordar que cualquier sitio en el mundo puede albergar este tipo de fenómenos, incluyendo tu baño principal o la sala de tu casa.